Luminarias LEC

La tecnología LEC se considera lo último de lo último para tu cultivo. Son muchos los informes que hablan de su alta eficiencia, de su reducido consumo y de su gran capacidad para potenciar el rendimiento de nuestras cosechas. Las luminarias LEC, también conocidas como CMH (acrónimo de Halogenuros Metálicos Cerámicos) pueden ayudarte mucho más de lo que te piensas. 

Si quieres crear un sistema con esta tecnología, en esta sección encontrarás todo lo necesario:

¿Qué son las luminarias LEC?

Las luminarias LEC funcionan a través de una estructura compuesta por células electroquímicas de iluminación. Consiguen un efecto en las plantas muy similar al que logra la exposición a los rayos del sol.

Los expertos las consideran una buena opción en base a la óptima relación que consiguen entre potencia / lumen, además de contar con un precio bastante ajustado. En otras palabras: obtienen una mayor cantidad de luz por cada vatio consumido.

¿Qué ventajas nos ofrecen las luminarias LEC?

Uno de los grandes problemas de cultivar cannabis es requiere de una cierta discreción. La exposición directa a los rayos del sol sería lo más indicado, pero esto delataría su posición y sería problemático.

Las luminarias para cultivos de interior solucionaron el problema, pero no todas son igual de eficientes. Algunos cultivadores se pusieron manos a la obra para crear un tipo de luminaria con el que se obtuviese el mayor rendimiento posible, con un mínimo consumo y que no desprendiese mucho calor.

Las luminarias LEC nos ofrecen las siguientes ventajas:

1. Ahorro en la factura de la luz

En comparación con otros sistemas (como podrían ser las luminarias de HPS), sustituyendo las luminarias por LEC podrían reducir el consumo energético de nuestra factura en torno al 50%.

Por ello no hace falta tanta potencia como en otros sistemas para lograr los mismos resultados. Por ejemplo, un kit LEC 315W podría rendir lo mismo que un Kit de 600W de HPS.

2. Espectro de luz versátil

La tecnología LEC puede emitir un espectro de luz que variará entre luz infrarroja y violeta, recreando bastante bien las condiciones del sol. Así, el espectro se adaptará a las diferentes fases de la planta, logrando el mejor rendimiento.

Sin embargo, esta luz puede ser perjudicial para nuestros ojos, de ahí que se requiera de gafas especiales para operar con ella.

3. Temperatura

Las luminarias LEC emiten una determinada temperatura que, sin llegar a ser agresiva, permite mantener un cierto calor en el sistema. Esto resulta muy práctico para ahorrar en el uso de mantas eléctricas, o en otros elementos de climatización.

4. Mayor tiempo de vida útil

Además de las ventajas de las luminarias LEC ya descritas, también tienen asociada una duración mucho más elevada. Podrán mantener su característico brillo durante más tiempo, pudiendo tener así un tiempo de vida útil mayor y ahorrar mucha más energía.

Teniendo en cuenta todas estas particularidades sobre las luminarias LEC, te animamos a que las sustituyas ya mismo y empieces a aprovecharte de sus ventajas.

Producto añadido a la lista de favoritos

Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web.

Puedes aprender más sobre qué cookies utilizamos o desactivarlas en nuestra Política de Cookies.